RFID hasta en el café:

La filial de café premium de Nestlé acaba de abrir en Múnich un establecimiento con un espacio diferenciado, la Exclusive Room, en el que los clientes pueden coger directamente de las estanterías las cajas de café y meterlas en una bolsa como si de un supermercado se tratara.

Cada paquete de cápsulas está dotado de un chip, lo que permite que, al depositar la bolsa sobre un mueble con tres antenas receptoras, automáticamente se sume el importe del pedido. Tras este paso, el usuario puede autopagar directamente la factura con una tarjeta de crédito

< vía expansion.com>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − 6 =